El Bestiario

Abrir anuncio

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Hallada una enigmática pirámide oculta en el interior del templo de Kukulcán en Chichén Itzá. La sorprendente estructura descubierta por los arqueólogos de la UNAM contiene un adoratorio y se alza sobre un cenote sagrado. Los militares de El Cairo, desesperados, promueven en los periódicos de todo el mundo las cámaras ocultas de la tumba de Tutankamón, especulando que acaso guarden la momia de Nefertiti… En estas fechas del 2015, cayeron miles de reservas para Navidad y Fin de Año, tras el asesinato de ocho mexicanos, al ser confundidos por terroristas yihadistas del ‘Estado Islámico’. Todavía siguen sin reponerse de lo que denominaron “daños colaterales” los hijos del general Gamal Abdel Nasser, militar y estadista egipcio y principal líder político árabe, es la ‘maldición de la momia’

Antes de que el cielo lo abandonase y cayera en el olvido, allí se adoró a los primeros dioses mayas. Oculto en el interior de la pirámide de Kukulcán, enclavada en el vasto complejo arqueológico de Chichén Itzá (Yucatán), los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México se han topado con una inesperado hallazgo: una pirámide más pequeña y muy anterior a su gran hermana. El descubrimiento, un auténtico tifón al tratarse de uno de los monumentos más conocidos del planeta, retrotrae la historia espiritual de la portentosa Kukulcán a épocas muy anteriores a las que hasta ahora se manejaban.

No es la primera vez que este enigmático sitio depara una sorpresa. En los años treinta ya se encontró una estructura intermedia, y en 2014 el Instituto de Geofísica de la UNAM constató que la pirámide se alza sobre un cenote de 25 metros de diámetro. Estos estanques subterráneos, nacidos de la erosión de la roca caliza, fueron para los mayas lugares sagrados, destinados en muchas ocasiones a los sacrificios humanos.

Sobre ese espacio de culto, no resulta extraño que se hubiese edificado un templo. En un principio se pensó que se trataba de la gran pirámide escalonada. Pero ahora se ha descubierto que justo encima del cenote, lo que se erigió primero fue una estructura anterior y más reducida, de 10 metros de altura y una base de 12 por 18. Y que sólo con el paso del tiempo, se levantó Kukulcán. “Es como las muñecas rusas, dentro de una hallamos otra”, dice el coordinador del proyecto arqueológico, René Chávez.

Esta primera construcción corresponde a la época de los llamados mayas puros, entre 550 y 800 después de Cristo. Un periodo oscuro y convulso en la península yucateca que el hallazgo puede ayudar a descifrar, sobre todo en lo referente a la evolución de Chichén Itzá, uno de los grandes centros ceremoniales de América. “Los mayas puros forman el grupo cultural original, sin apenas contacto con otras civilizaciones; es a partir del siglo VII empezaron recibir influencia de las culturas del centro de México”, explica Chávez.

La estructura primigenia, descubierta gracias a tomografía eléctrica tridimensional, mantiene intactas sus maravillas. En la parte más elevada cuenta con un adoratorio, de unos tres metros de altura, así como escalinatas, muros y columnas. También se ha detectado un área hueca que posiblemente corresponde a una marquesina derrumbada. Pese a la riqueza del hallazgo, los arqueólogos consideran que aún les queda mucho por estudiar. No sólo de la pequeña pirámide sino de todo Kukulcán. Pero les atenaza la falta de medios. Ahora mismo tienen más datos que capacidad en sus ordenadores y el proyecto ha tocado a su fin. “Nos falta un 40% por investigar”, dice Chávez. “Es un tiempo del que se tiene muy poca información, si se pudiese seguir trabajando se aprendería mucho”, indica la arqueóloga Denisse Lorenia Argote.

 

Durante los equinoccios el sol va formando una combinación de luces y sombras que recuerdan el descenso de la serpiente emplumada

No se trata de una búsqueda baldía. Kukulcán es reflejo de una edad áurea en Mesoamérica. La expansión y fortalecimiento de la civilización maya, de la que esta pirámide fue testigo fiel, trajo consigo el esplendor arquitectónico. Los templos crecieron como nunca antes y se convirtieron en gigantescas maquinarias astronómicas, dedicadas a fines agrícolas y sagrados. Fue en ese contexto que la primera estructura quedó pequeña y, como era habitual en las culturas mesoamericanas, se edificó sobre ella una mayor y luego otra aún más grande, posiblemente entre el siglo XI y XII. Esa fue la que quedó para la historia.

Llamada por los conquistadores El Castillo, Kukulcán no ha dejado de irradiar su fuerza desde entonces. En su exterior dispone de cuatro enormes escalinatas y un observatorio, con tantos escalones como días tiene el año. Y en su interior oculta dos escalofriantes cámaras de sacrificios. Pero su gran singularidad procede de la luz. Durante los equinoccios brinda un espectáculo único: tres horas antes del ocaso, el sol va formando una combinación de luces y sombras que recuerdan el descenso de la serpiente emplumada, de Kukulcán, el dios que llegó de poniente.

Icono de la civilización maya, la gran pirámide, como el resto de Chichén Itzá, fue abandonada siglos antes de la llegada de los españoles. Aunque nunca se ha apagado la discusión sobre la fecha y los motivos, la historiografía tradicional sostiene que a finales del siglo XII las luchas intestinas asolaron ese espacio sagrado. Fue entonces cuando Kukulcán quedó vacía de ofrendas. La selva no tardó en cubrirla de olvido.

 

¿Cómo iban a no haberse dado cuenta de la existencia de esas cámaras el descubridor , Howard Carter, y los millones de turistas desde 1922?

Los militares de Egipto, desesperados, promueven en los periódicos de todo el mundo las cámaras ocultas de la tumba de Tutankamón, especulando que acaso guarden la momia de Nefertiti… Por estas fechas, hace un año, cayeron miles de reservas para Navidad y Fin de Año, tras el asesinato de ocho mexicanos. Su ‘delito’, el ser confundidos por terroristas yihadistas del ‘Estado Islámico’. “Silencio administrativo castrense” a las peticiones de la canciller mexicana de “esclarecimiento del incidente e indemnizaciones a las víctimas”. “Daños colaterales” para los hijos de la ‘momia’ del general Gamal Abdel Nasser, militar y estadista egipcio y el principal líder político árabe de su época, conocido impulsor del panarabismo y del socialismo árabe.

Nasser cupó el cargo de presidente de Egipto desde 1956 hasta su muerte en 1970. Si bien el general era un sincero musulmán también se mostraba listo a perseguir clérigos islámicos que cuestionaran la “revolución del socialismo árabe”. Esto le llevó a una pugna con los sectores más radicales del islam como los Hermanos Musulmanes, a los cuales Nasser percibió como “saboteadores retrógrados” que “buscaban retornar al viejo orden”, y que fueron perseguidos activamente desde 1953 por parte del que fue nominado “héroe de la Unión Soviética”. La historia se repite.

La hipótesis ‘resucitada’, machaconamente en el verano del 2015, por el reconocido especialista británico Nicholas Reeves, uno de los mayores especialistas mundiales en la época de Amarna (la de Akenatón y su familia), de que la famosa tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes (Lúxor), uno de los monumentos más conocidos, estudiados y visitados del planeta, podría albergar cámaras desconocidas hasta ahora, desató una oleada de emoción y escepticismo a partes iguales. La idea, comparable a decir que hay otra sala desconocida en Altamira o en la Capilla Sixtina o que se ha dilucidado la muerte de JFK, parecía una locura: ¿cómo iban a no haberse dado cuenta de la existencia de esas cámaras el descubridor de la tumba, Howard Carter, que pasó años dentro estudiándola (y vaciándola) con su equipo y los millones de personas que desde el hallazgo en 1922 la han visitado?

 

Los conflictos políticos que enfrenta Egipto han ocasionado una pérdida de turistas internacionales de 32% en los últimos cuatro años

Habían transcurrido apenas días cuando el 13 de septiembre, catorce meses atrás, ocho turistas mexicanos fueron muertos y otros siete, heridos, al ser bombardeados y ametrallados por militares en Egipto, al ser confundidos por terroristas del ‘Estado Islámico’. Esta noticia dio la vuelta al mundo, incidiendo negativamente en el maltrecho turismo de la tierra de faraones. Llamaba la atención por aquellos aciagos días la actual campaña mediática, en los principales medios de comunicación internacionales, ‘resucitando’ la momia de Nefertiti, en un intento de que promover su insegura industria turística. Los conflictos políticos que enfrenta Egipto han ocasionado una pérdida de turistas internacionales de 32% en los últimos cuatro años. De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo (OMT), en el 2010 sumó 14,1 millones de visitantes extranjeros y el año pasado la cifra llegó a 9,6 millones y sigue descendiendo.

Rusia, Reino Unido y Alemania son los tres principales países emisores. Sin embargo, México estaba entre los países emergentes que los egipcios quieren atraer para visitar las pirámides de Giza, su Esfinge; Luxor, Karnak, Abu Simbel, a través de un crucero por el Nilo; o realizar el recorrido de la Sagrada Familia, “que lleva a los turistas a los lugares que se cree que fueron visitados por la Santísima Virgen y el Niño en su viaje a través de Egipto”. La cifra de mexicanos que optaron por visitar ese país rondó los 20. 000 anuales.

El bombardeo, llevado a cabo por error por parte del Ejército egipcio, causó la muerte de ocho viajeros mexicanos, además de otros cuatro acompañantes de nacionalidad egipcia, según fuentes de la fiscalía egipcia. Una masacre. El Gobierno egipcio atribuyó la tragedia a un error. Las fuerzas de seguridad realizaban una “operación antiterrorista” en la zona y habrían confundido el picnic turístico con campamento de yihadistas.

Claudia Ruiz Massieu, la secretaria de Asuntos Exteriores del gabinete de Enrique Peña Nieto, apenas con 19 días en el nuevo cargo tras dejar Turismo, partió la noche del lunes, 14 de septiembre del 2015, a El Cairo para ayudar a las víctimas del ataque del Ejército egipcio a turistas mexicanos en el desierto, y exigir al Gobierno de ese país el esclarecimiento de los hechos y el pago de indemnizaciones. Una tarea nada fácil, todavía. El paranoico presidente  egipcio Abdel Fattah Al-Sisi ha comenzado a asimilar ‘la maldición de la momia’ de Tutankamón. Y es que, a los paranoicos también les persiguen, a pesar de lo que digan los psiquiatras.

 

Más de 1.200 millones personas viajaron en 2015 en el mundo, lo que supera en un 4,5 por ciento los datos de 2014, a pesar de las crisis

En 2016 el número total de viajeros en todo el mundo crecerá un 4,3 por ciento frente a 2015 y superará los 1.250 millones de personas, informó la Asociación de Operadores Turísticos de Rusia (Ator). “A pesar de la crisis de la economía mundial y la situación geopolítica difícil, en 2016 el crecimiento del mercado turístico internacional será de un 4,3 por ciento en promedio. (…) Son conclusiones de una investigación de la compañía Ipk International”. Según el documento, el crecimiento del mercado turístico más fuerte tendrá lugar en EE UU y los países asiáticos con un 5,9 por ciento y un 6,1 por ciento, respectivamente. Más de 1.200 millones personas viajaron en 2015 en el mundo, lo que supera en un 4,5 por ciento los datos de 2014. “Respeto a la longitud de viajes, el año pasado el turista promedio pasó en los viajes 7,3 noches. A juicio de los expertos, la tendencia se explica por el aumento de la cantidad de viajes con estancia a corto plazo (de 1 a 3 días), así como por la creciente popularidad de viajes no duraderos durante fiestas o fines de semana”, comunicó la Ator.

Añadió que “según los datos de Ipk International, a pesar del volumen creciente en cifras absolutas del mercado de viajes chino, los alemanes siguen siendo la nación que más viaja”. Los ciudadanos de EE UU y el Reino Unido ocupan el segundo y el tercer lugar en esta lista, seguidos por China. Sin embargo, continuó la Ator, “según los gastos durante los viajes extranjeros, los turistas chinos ocupan el segundo lugar, después de los estadounidenses. Los alemanes son los terceros, los británicos ocupan el cuarto puesto”.

 

La Organización Mundial de Turismo (OMT) dio a conocer las naciones que reciben más turistas, México entre los diez más visitados

Según el nuevo informe de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Francia, Estados Unidos y España siguen ocupando los primeros puestos en la lista de los países más visitados. México es el único destino latinoamericano que logró posicionarse entre los 10 primeros países con mayores llegadas internacionales con 29,1 millones de visitas. Por ingresos, China y el Reino Unido avanzaron dos posiciones, quedando en los puestos tercero y séptimo, respectivamente.

Estos son los diez países que más turistas reciben en el mundo, que cautivan a viajeros con su historia, arquitectura, naturaleza y cultura…

Francia siguió liderando el ranquin de llegadas de turistas internacionales, con 84 millones de viajeros, y se situó cuarto en términos de ingresos por turismo internacional, con 55.000 millones de dólares. En el país del romanticismo. En París, la Ciudad Luz, el principal símbolo es la Torre Eiffel, que a su vez es el monumento más visitado del mundo.

Estados Unidos se situó en el segundo lugar, con 75 millones de visitantes en el 2014. Nueva York es una de las ciudades más visitadas de este país al mostrarse renovada, divertida, diversa y futurista. Hoy invita a propios y visitantes a una experiencia arquitectónica, cultural, gastronómica y de compras. En el caso de los turistas colombianos, el estado de la Florida es el más visitado. El país del norte se ubicó en el primer lugar en cuanto a ingresos, con 177.000 millones de dólares.

España es el tercer país que más turistas recibe, con 65 millones de visitantes y se ubicó en el segundo lugar en cuanto a ingresos por turismo a escala mundial (y primero en Europa), con 65.000 millones de dólares en 2014. Madrid su capital, sigue cautivando a los viajeros con planes para los que van por primera vez o los que vuelven. Entre sus mil caras, sorprende con su cultura y el arte arquitectónico. También ofrece variadas opciones gastronómicas y una entretenida vida nocturna y bohemia. España es un país que ofrece una completa y variada oferta turística, con ciudades patrimoniales y un interesante patrimonio natural.

El cuarto país que más recibe visitantes en el mundo es China, con 56,6 millones de turistas. Su historia y cultura cautivan a viajeros de todo el mundo, que llegan hasta este país buscando descubrir los atractivos de Hong Kong y detrás de destinos enigmáticos como la Muralla China.

 

México atrapa con cultura y tradición, música y gastronomía, playas paradisíacas, sus ruinas mayas y una hotelería de primer nivel

En el quinto lugar de los países más visitados está Italia, con 48,6 millones de turistas al año. Este país europeo invita a los viajeros a descubrir varias de las ciudades más bellas del mundo, como Venecia y Roma, y con otras como Pisa, con su famosa torre inclinada. Italia ocupó el puesto número ocho en cuanto a ingresos por turismo, con 29.000 millones de dólares.

Con un pie en Europa y otro en Asia, Turquía es un país que combina arquitectura, historia, tradición y naturaleza. Además, es el sexto país más visitado del mundo, con 39,8 millones de turistas. La ciudad de Estambul sorprende con sus mezquitas y mercados, y con una arquitectura que quita el aliento.

En el séptimo lugar está Alemania, que recibe a 33 millones de turistas que llegan hasta allí tras ciudades como Berlín y Fráncfort, que combinan su patrimonio histórico y cultural con una imponente sofisticación. Es un país que también llama la atención con su movida cultural, la amabilidad de su gente y sus atractivos naturales.

El octavo lugar de los países más visitados del mundo fue para el Reino Unido, que recibió a 32,6 millones de turistas en todo el mundo. Sin duda, Londres es la ciudad más visitada de esta ciudad europea; una ciudad histórica y cosmopolita a la vez, que sorprende con sus monumentos, jardines y estilo de vida. Pero hay mucho más para ver. Ciudades como Oxford, Chester, York y Carterbury atraen al turismo mundial con sus paisajes naturales, iglesias y conservadas construcciones antiguas.

Con 29,8 millones de visitantes, Rusia se ubicó en el noveno país que más turistas recibe en el mundo. Moscú sorprende con sus imponentes templos, como la catedral de San Basilio, y con una interesante vida cultural, artística y bohemia. Este país también atrae a turistas con las imponentes formaciones rocosas de Man Pupur Nior y con ciudades cargadas de historia y patrimonio como San Petesburgo.

El décimo lugar fue para México, que recibió 29,1 millones de turistas en el 2014. El principal destino de este país es Cancún y la Riviera Maya, que reciben cada año a más de 14 millones de visitantes. México atrapa a los viajeros con su cultura y tradición, su música y gastronomía, con playas paradisíacas, con sus ruinas mayas y con una hotelería de primer nivel. También con sus buenos precios y opciones para todos los gustos y bolsillos. Desde que México eliminó la visa a los colombianos, en el 2012, el turismo de nacionales a ese país se ha multiplicado. Mientras ese año, 2012, fueron 167.000, en el 2014 ascendieron a 328.000.

 

Taleb Rifai: “Pese a la creciente inestabilidad, el turismo sigue ofreciendo en todo el mundo oportunidades económicas y de desarrollo”

El número de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo sigue aumentando. Las llegadas internacionales registraron un crecimiento en Europa, Asia y el Pacífico y Oriente Medio, en las Américas. Los limitados datos que se disponen para África apuntan a un descenso estimado del 6% en el número de turistas internacionales que visitaron la región. A escala subregional, el Caribe y Oceanía, con un 7%, obtuvieron los mejores resultados junto con Europa Central y Oriental y América Central (ambas con 6%).

En la demanda turística también han influido el descenso de los precios del petróleo y las fluctuaciones del tipo de cambio. “La seguridad sigue siendo motivo de preocupación mundialmente y la situación económica es comparativamente inestable, ya que la recuperación de las economías avanzadas contrasta con la ralentización de las economías emergentes”, señala la OMT. Su secretario, Taleb Rifai, ha subrayado que los resultados muestran, pese a la creciente inestabilidad, que el turismo sigue manteniendo “el mismo comportamiento positivo que ha tenido en los últimos cinco años y ofreciendo en todo el mundo oportunidades económicas y de desarrollo”.

Decir ‘sunset’ -puesta de sol- en Bali es casi un mantra. Propios y extraños se congregan cada día para celebrar el momento mágico cuando el astro se retira en esa parte del mundo bendecida por los dioses con una naturaleza exuberante y unas playas paradisiacas. “Nos vemos para el sunset”, se oye continuamente en la isla, la más turística de Indonesia… Meses atrás, al igual que ocurriera en otros países donde el turismo es uno de los ejes de su economía, Egipto y Turquía, el ‘Estado Islámico’ protagonizó otro ataque al estilo del ocurrido en la capital de Francia.... Desmantelar el turismo es la nueva estrategia de los extremistas islámicos. Paradójicamente, sus últimos ataques, tuvieron  como blanco a países con mayoría de población musulmana. Colaboran con Occidente y no viven conforme a las reglas que según los yihadistas marca el Corán.

 

Decapitan, ante las cámaras al primero que pillan, para que el atentado quede grabado en nuestro cerebro y convertirnos en prisioneros mentales

Los terroristas nos condenan de por vida por comer una hamburguesa, un bocadillo de jamón, una torta de lechón o cochinita pibil… Para ellos decapitar a los infieles es un acto de piedad, evangelizador. Los crímenes del fanatismo actual, su frialdad, su constancia, su brutalidad para nosotros son inéditos, monstruosos. No logran sus victorias en el campo de batalla, ejército frente a ejército. Sus tropas esparcidas y socialmente disfrazadas operan sobre niños y adultos indefensos, en salas de fiesta, restaurantes y cafeterías, en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento decapitan, ante las cámaras al primero que pillan y cuelgan de los puentes a sus víctimas torturadas, buscando la mirada de la cámara para que el atentado quede grabado en nuestro cerebro y convertirnos en prisioneros mentales. No quieren cambiar nuestras sociedades, quieren destruirlas…

Organizaciones criminales como Daesh/ISIS o talibanes, yihadistas y no olvidemos a Al Qaeda, han entrado en el siglo XXI como un virus muy contagioso capaz de traspasar todos los límites. Los antiguos vocablos -asesinato, masacre, genocidio- no sirven para calificar el sadismo de los fundamentalistas actuales y futuros que hacen alarde de los crímenes, que son artesanos del terror. Antes el criminal intentaba esconderse, disimular y negar; el terrorista actual presume de la crueldad, del sufrimiento, porque la finalidad de sus crímenes es el impacto, el estremecimiento, el terror.

 

La víctima con el cuchillo al cuello a punto de ser degollada, o las decenas de muertos de un atentado, son invisibles, el protagonista, el terrorista

Cuando vemos en nuestro salón uno de esos linchamientos, reconozcámoslo, miramos al asesino. Contemplamos la más escalofriante masacre como si fuera una película. El protagonista es el terrorista. La víctima con el cuchillo al cuello a punto de ser degollada, o las decenas de muertos de un atentado, son invisibles. La imagen del verdugo está ganando la batalla, la víctima está perdiendo peso. En los últimos 15 años se han producido en el mundo unos 6.000 atentados terroristas con más de 140.000 muertos, la mayoría musulmanes, y no hemos dicho ni hecho casi nada para acompañar y apoyar a estas víctimas.

Hay que despertar y preguntarse en qué medida el terrorismo es exclusivamente efecto de la mente criminal de un grupo de fanáticos o necesita la apuesta de una parte de la sociedad, quién los financia, quién les vende armas, quién maneja sus redes, quién los protege. Guardemos silencio un momento y pensemos lo que podemos hacer para que no haya tantos jóvenes que nos odien hasta el sacrificio. Un odio que encubre, colabora y facilita el terror. Para ellos el mundo ya no gira en torno a la razón. Si queremos resolver el problema también necesitamos combatir las ideas y desactivar los sentimientos que son el caldo de cultivo del terror.

El turismo puede ser clave en esta labor, trabajando día a día en ser sustentable. Hay que desarrollar una industria comprometida en lograr un bajo impacto sobre el medio ambiente y cultura local, al tiempo que contribuya a generar ingresos y empleo para la población local. Se entiende como una forma de viajar que se basa en el respeto de los viajeros hacia las personas y lugares que se visitan mediante un acercamiento más profundo a la realidad del país y un intercambio cultural positivo entre ambas partes.

Además de contribuir al desarrollo económico de la zona con el alojamiento en lugares gestionados por la comunidad, consumiendo productos de comercio justo y visitando y colaborando en proyectos solidarios que allí se lleven a cabo. En definitiva una manera de viajar que tenga un impacto positivo tanto en las comunidades que visitan como en el propio viajero.

 

Síntesis completa en Chichén Itzá de las culturas maya y tolteca en El Castillo, El Caracol y el Templo de los Guerreros

Chichen Itzá, en el norte de la península de Yucatán, en el municipio mexicano de Tinum, constituye el legado conjunto de dos desarrolladas civilizaciones precolombinas: la maya y la tolteca. Era ya un importante centro ceremonial maya en el conocido como periodo clásico, que se suele establecer entre los siglos V y X. Al esplendor de esta época pertenecen algunos de los edificios que hoy se conservan, como el templo de los Tres Dinteles o el recinto de las Monjas, aunque las construcciones más emblemáticas son posteriores. Fue en el siglo X cuando los toltecas ocuparon Chichen Itzá y se inició una segunda época de prosperidad que duró dos siglos, tras la que comenzó la desintegración de la civilización maya.

Cuando llegaron los primeros conquistadores españoles al Yucatán, en 1527, lo que había sido una deslumbrante cultura ahora eran unas cuantas ciudades desperdigadas y sin relación entre sí, dominadas por empobrecidas familias nobles. Fue el salmantino Francisco de Montejo el primer español que quedó impresionado por el complejo arquitectónico descubierto en mitad de la selva, un sitio sagrado al que todavía acudían peregrinos mayas y al que llamaban “En la boca del pozo -Chichén- de los brujos de agua –Itzá-“.

La síntesis más completa en Chichén Itzá de las culturas maya y tolteca se encuentra en tres grandes edificaciones: la pirámide escalonada llamada El Castillo, principal construcción del conjunto; El Caracol y, por último, el Templo de los Guerreros, junto al que se encuentra el bosque de las Mil Columnas.

El Castillo o Pirámide de Kukulcán es la construcción más conocida e imponente del complejo arqueológico. Está dedicada al dios Kukulcán, divinidad de la mitología maya que participó en la creación de la Tierra y cuyo nombre significa serpiente emplumada. Es de planta cuadrada, con 55 metros en cada uno de los lados, y sus nueve cuerpos escalonados alcanzan una altura total de más de veinte metros. En la parte superior se halla un templo de planta rectangular, al cual se accede por cualquiera de los lados de la pirámide: cada uno tiene una escalinata de 91 escalones, por lo que, en total, sumando un último escalón que llega hasta el templo, hay un total de 365 escalones en El Castillo, uno por cada día del año.

Se cree que el edificio conocido como El Caracol, construido a finales del periodo clásico, sirvió como observatorio astronómico, y está compuesto por una torre elevada sobre plataformas de planta cuadrangular. Recibe este nombre por la escalera en espiral dispuesta en el interior de la torre. En cuanto al Templo de los Guerreros, se trata de una pirámide escalonada de cuatro cuerpos que está conectada con el llamado bosque o templo de las Mil Columnas, una plaza que servía de conexión entre los edificios del complejo.

Los templos de los dioses mayas de Yucatán desplazan a los egipcios de Giza, como destino turístico internacional. Hallada una enigmática pirámide oculta en el interior del templo de Kukulcán en Chichén Itzá. La sorprendente estructura descubierta por los arqueólogos de la UNAM contiene un adoratorio y se alza sobre un cenote sagrado. Los militares de El Cairo, desesperados, promueven en los periódicos de todo el mundo las cámaras ocultas de la tumba de Tutankamón, especulando que acaso guarden la momia de Nefertiti… En estas fechas del 2015, cayeron miles de reservas para Navidad y Fin de Año, tras el asesinato de ocho mexicanos, al ser confundidos por terroristas yihadistas del ‘Estado Islámico’. Todavía siguen sin reponerse de lo que denominaron “daños colaterales” los hijos del general Gamal Abdel Nasser, militar y estadista egipcio y principal líder político árabe, es la ‘maldición de la momia’.

@BestiarioCancún

www.educacionyculturacancun.mx    

LA MIRILLA

No result.

LA CAPILLA SIXTINA

PUBLICIDAD

  • Veterinaria
  • notaria2
  • scissors2